Aikido

Nuestro Dojo

SASURAI DOJO se encuentra afiliado a la ASOCIACIÓN SUDAMERICANA DE AIKIDO, presidida por Ricardo Corbal Shihan  7mo DAN Aikikai , 4to DAN Iaido.

La Asociación Sudamericana de Aikido integra parte de SANSUIKAI INTERNATIONAL, fundada por Yoshimitsu Yamada Shihan 8vo DAN para ayudar y apoyar organizaciones o escuelas individuales de Aikido.

Todos los miembros de SANSUIKAI INTERNATIONAL están bajo AIKIKAI HOMBU DOJO, a través de Sensei Yamada, quien tiene el control y la responsabilidad. Sin embargo todos los miembros son libres de hacer oir su voz, sus requerimientos y sus opiniones.

Con respecto al Iaido SASURAI DOJO está afiliado a la KIYOIKAZE IAIDO FEDERATION presidida por nuestro actual Director Técnico, Claude Berthiaume Shihan, quien también es Jefe Instructor de Aikido de la Montagne, en Montreal, Canadá. 
  • Text Hover
  • Text Hover
  • Text Hover
  • Text Hover
Reglas del Dojo
Las presentes normas han sido diseñadas con el firme propósito de mantener la tradición del Aikido, como un Arte Marcial destinado al perfeccionamiento físico, mental y espiritual del estudiante, cultivando el honor, el respeto y la cortesía como elementos fundamentales para el desarrollo de la personalidad.

El Dojo es un lugar que debemos respetar, no es un simple gimnasio ni tampoco un lugar común de ejercitación física. Es el lugar destinado a nuestro perfeccionamiento y desarrollo integral, en el cual muchas personas han dedicado su tiempo y esfuerzo. Es el lugar donde nuestros maestros nos guían en el camino, y en el cual nosotros nos entrenamos con mucha responsabilidad.

Todos estamos obligados a cumplir con estas normas, desde el maestro, hasta el alumno más novato, teniendo mayor responsabilidad aquellos que tienen cierto tiempo de entrenamiento, y sobre todo aquellos que se dedican a la Instrucción. El Maestro es el espejo en el que se miran los estudiantes y debe mantener una correcta imagen.

A continuación se detalla en forma ordenada las conductas a seguir desde la llegada hasta la salida del Dojo.
  • ESTRUCTURA DEL DOJO
 Llegada al dojo


  1. Cuando llegue al Dojo, se debe saludar a las personas presentes. Seguramente al llegar no todas las personas sean estudiantes de Aikido, igualmente saludar es una norma de cortesía y buenos modales diarios.


  2. Debe estar correctamente uniformado y preparado para el entrenamiento. El uniforme de Aikido ( Aikido-gi o Gi ) en el Dojo es obligatorio, no está permitido el uso de otro tipo de uniforme, a excepción de los principiantes quienes todavía no adquirieron su uniforme. Asimismo el uniforme debe ser usado correctamente, cuidando la etiqueta y la higiene. En todo momento el uniforme debe lucir limpio. La etiqueta es intrínseca al buen practicante.


  3. No está permitido el uso de cualquier aditamento de mano, cuello, pies, etc. Los celulares deberán ser apagados hasta el término de la clase. El entrenamiento es un espacio de tiempo que dedicamos no sólo a nuestra ejercitación sino también al desarrollo espiritual y emocional, debemos dejar de lado por este espacio de tiempo cualquier cosa que altere este objetivo. Demás está decir que las molestias no son solo para sí mismo sino para los demás.


  4. Elementos fundamentales para el entrenamiento son un par de chinelas y una toalla de mano. Las chinelas para el ingreso y/o salida del Dojo desde los vestuarios y la toalla para poder secarse en los momentos de descanso, esta debe ser conservada dentro del uniforme para poder secarse sin salir del tatami o sobre las chinelas.
      

  5. Es importante que los estudiantes cuenten en cada clase con una cantidad de líquido necesario para su hidratación. El instructor dará el permiso necesario para poder hidratarse, no se podrá beber dentro del tatami.

  • FORMACIÓN PARA INICIO Y FIN DE LA CLASE
  • ZA REI - SALUDO EN SEIZA
 Ingreso al tatami


  1. Al ingresar al Dojo es obligatorio hacer un saludo general (reverencia), si la clase va a comenzar proceder inmediatamente a formar para el saludo. El instructor esperará que todos los alumnos estén formados para iniciar la clase, por eso se debe formar rápidamente. Los estudiantes formarán por orden de grado de derecha a izquierda, siendo los estudiantes más avanzados los que se formen al inicio y los demás estudiantes a continuación. Si existiesen dos o más alumnos del mismo nivel, se formará primero el más antiguo en la graduación. Los alumnos avanzados (Sempai) se formarán al lado derecho de la formación. El Sensei se formará frente a los estudiantes, el dirigirá los saludos o indicará quien lo haga.
     

  2. El orden correcto de los saludos debe respetarse; desde la posición de Seiza, se comenzará con el saludo al Shomen (parte central) donde se ubica el retrato de O´ Sensei. A continuación se procederá con el saludo al Sensei, luego al Sempai y finalmente a los Otagaini (compañeros), estos saludos se realizan con una reverencia.
     

  3. Si el alumno por algún motivo y extraordinariamente llega tarde, deberá ingresar a clase previa autorización del instructor. El procedimiento manda que al ingresar al tatami proceda a saludar al Shomen, luego al Sensei y finalmente a los compañeros para luego ubicarse rápidamente al final de la formación para integrarse a los entrenamientos.
     

  4. No está permitido quitarse ninguna prenda durante la clase, si necesita acomodarse parte de su uniforme, deberá dirigirse al Sensei y pedir autorización, luego el estudiante podrá arreglarse, para lo cual se deberá dirigir a la parte derecha o izquierda del tatami y proceder a arreglarse de espaldas a la clase, terminado este arreglo deberá solicitar autorización para su reincorporación a clases. Si el Sensei está ocupado haciendo correcciones hacer los arreglos de la manera más silenciosa y respetuosa posible.
      

  5. Para dirigirse al Sensei deberá hacerlo con respeto. Jamás se dirija al Sensei por su primer nombre durante la clase. No interrumpa al Sensei mientras habla y guarde siempre silencio. No haga intervenciones desacertadas ni haga comentarios inapropiados. Respete el silencio mientras entrena, durante el entrenamiento no se debe conversar, menos criticar ni fijarse de los demás. Cuando tenga que hablar hágalo en forma clara y precisa, siendo concreto en lo expuesto.


  6. Siempre que tenga que desplazarse hágalo por detrás de las filas, nunca cruce ni pase por delante de los demás. Sobre todo cuando están en Seiza.
      

  7. Escuche, mire y tome mucha atención a las indicaciones del Sensei, es importante tomar en cuenta esto ya que el cumplimiento de esta indicación depende el correcto aprendizaje, respeto y confianza. Un practicante de Aikido debe estar siempre atento, preparado y tener un buen comportamiento.


  8. Siempre debe mantenerse aseado, esto indica que deberá asistir a clases previo aseo personal que incluya un recorte de uñas de pies y manos, asegúrese siempre de lavarse los pies y las manos antes del entrenamiento. Use desodorante corporal y además talco en los pies. Siempre en el entrenamiento trabajamos con otros y a nadie le gusta entrenar con alguien que no esté aseado y menos que no huela bien. Vaya al baño antes de ingresar y si se encuentra mal de salud es mejor que no ingrese a clase. Es necesario conservar la higiene, la cual brinda salud a uno mismo y a los demás.

  • TACHI REI - SALUDO DE PIÉ
 Dejando el dojo


  1. Cuide su uniforme y manténgalo aseado, su cinturón debe ser utilizado correctamente. Es importante que sepa que el cinturón sólo debe secarse al aire, nunca debe lavarse, debido a que éste contiene simbólicamente todo el esfuerzo dedicado para conseguirlo. Si está muy sucio puede lavarse y secarse al sol.


  2. Al término de la clase y luego de los saludos respectivos los alumnos procederán a retirarse conservando el orden y poniendo en su lugar los artículos utilizados durante el entrenamiento, el Instructor debe cerciorarse que todo quede ordenado. Al salir los alumnos y el Instructor deberán hacer una reverencia en Tachi Rei (reverencia de pié), esto es importante porque se demuestra respeto hacia el lugar donde se ha entrenado.
     

  3. Por último, es muy importante entender que todo este aprendizaje tiene una razón de ser, que no es más que búsqueda de la perfección, entrenar en el dojo, buscar nuestro “do” (camino) y así fortalecer cuerpo, mente y espíritu en la vida.